Ampara la indemnización de los perjuicios patrimoniales que cause el asegurado con motivo de determinada responsabilidad en que incurra de acuerdo con la ley y tiene como propósito  el resarcimiento de la víctima, la cual, en tal virtud, se constituye en el beneficiario de la póliza. Por esta razón este seguro se otorga a favor de quien quiere verse protegido contra los daños o perjuicios que por razón de su actividad pueda ocasionar a personas o a bienes de terceros.

  • Predios labores y operaciones
  • Vehículos propios y no propios
  • Contratistas y subcontratistas independientes
  • Gastos médicos
  • RCE cruzada
  • Patronal